5.9.5          Criterio de falla Mohr – Coulomb

            A partir de una serie de pruebas de compresión, llevadas a cabo sobre muestras idénticas de suelo, con presiones de confinamiento diferentes (según figura 5.30), representadas por un conjunto de círculos de Mohr que representan la falla. Se ha definido en la práctica que una envolvente de falla es tangente a estos círculos, la que es representada aproximadamente como una línea recta sobre un amplio rango de tensiones. La ecuación de la envolvente se puede expresar de la misma forma como la ley de Coulomb.

ד = c + (σ * TgΦ)

Donde σ y ד  son tensiones totales.

La forma de la envolvente es conocida como el diagrama de Mohr.

 

           

Fig. 5.30 Circulo de Mohr para esfuerzos totales. Diámetro 70 mm.

 

En términos físicos, si un circulo de Mohr para estados particulares de esfuerzo, yace enteramente por debajo de la envolvente, el suelo esta en condiciones estables. Si el circulo de Mohr toca la envolvente (Fig 5.31), la resistencia máxima del suelo ha sido alcanzada, es decir, la falla ha ocurrido en un plano determinado.

Si el ángulo de este plano con respecto a la horizontal es α , esta línea que se junta con el centro del circulo al punto tangente, esta inclinada en un ángulo 2α con relación al eje, de la geometría del triangulo rectángulo, se tiene:

 

2 * α = 90º + Φ

 por lo tanto:

 

α = 45º + Φ / 2,      a este plano se le denomina Plano de Falla Teórico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Figura 5.31  Esfuerzo total versus esfuerzo de corte

 

            Un circulo de Mohr que intercepta a la envolvente y sobrepasa a esta, no tiene significado físico, porque una vez que la envolvente es alcanzada, la falla ocurre y el suelo no puede ofrecer mas resistencia al corte.

 

Rectángulo redondeado: Volver